Close

2020/02/29

Sábado 29 de febrero de 2020

Estaba orando y escuché una fuerte voz en mi interior. Era San Miguel Arcángel y me dijo:

+Yo Miguel, guerrero de Dios he venido a decir que no teman. El Señor les ha hecho bendecir, exorcizar y santificar el pasado mes de diciembre: agua, sal, aceite, rosarios y escapularios. Lo ha hecho para su protección. Ocúpenlo, pongan de manifiesto su fe ante los hombres y ni esta ni ninguna plaga les tocará ya que su confianza está puesta en Dios.

Ungid el aceite sobre ustedes, su familia, su casa y trabajo. Rocíen la sal en las puertas de su casa y coloquen un benditero con el agua en lugares específicos donde ustedes sepan que la pueden ocupar. Recen diario el rosario y porten sus sacramentales. El escapulario es un escudo contra Satanás.

Dios me ha enviado a proteger a todos aquellos que con verdadera fe lo invoquen y obedezcan sus mandamientos. La lucha será dura su excelencia pero Dios ha colocado alrededor suyo ángeles que le protegerán y defenderán.

Siga adelante con su misión que yo iré delante como se me ha ordenado guiando y protegiendo. +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *