Close

2019/12/23

Lunes 23 de diciembre de 2019

El Señor Jesús habló en mi interior y me dijo:

¡Qué hermoso!

Esta Navidad la pasaré con los pocos amigos que me quedan. Sé que celebrarán la misa más bella y solemne en este año. Colocarán mi imagen en este precioso Belén que colocaron, me cantarán himnos y bellas melodías en mi honor.

Se sentarán a cenar para festejarme. Gracias por darme un rato de compañía, de amor… se lo pedí a mis apóstoles en el huerto y no entendieron.

Es triste pasar solo esta Navidad sólo mendigando un pan en las calles, en los hogares destrozados, en los hospitales, en las cárceles, sólo en los hogares que se dicen católicos porque no me reconocen en su prójimo. Tantos templos llenos pero los corazones están vacíos.

Yo se que ustedes, mis amigos, estarán conmigo y me reconocerán en su prójimo en la cena de navidad y en sus hermanos los necesitados.

Necesito compañía no sólo en el templo, vean en su prójimo mi presencia.

Esta navidad se que no estaré solo. Su compañía durante esta santa noche es mucho para mi, gracias por todo lo que harán en mi honor, me gusta ver a los niños quebrando piñatas. ¡Oh! y cuando piden posada todo llenan de alegría un poco mi corazón adolorido.

Que pasen la noche aquí en mi santuario oyendo misa, arrullando mi imagen, cenando conmigo, hace que mi corazón se regocije. Gracias mis amigos, gracias por su compañía que tanto necesito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *