Close

2019-09-04

2019/09/04

miércoles 04 de septiembre de 2019

Nuestra Señora habló en mi interior y me dijo:

Querido hijo, la misión de ahora en adelante será más difícil para ustedes. No dejen de confiar en La Divina Providencia. Que La Cruz sea el signo de la victoria de mi hijo que muy pronto se llevará a cabo.

Mi amado hijo ha pedido 12 cruces porque se restablecerá de nuevo el grupo remanente por completo.

Necesitas apoyo y ese apoyo te lo concederé. Los tres que se sumarán a este esfuerzo serán: mi querida Ma. de los Ángeles, Itzel de Panamá y mi querido servidor de mi hijo el diácono Nachito. Reciban todos las gracias del cielo que como buena madre intercedo por ustedes para que las obtengan.

Tener cuidado hijo mio de aquellos que dicen verme pero no me ven. Su egoísmo les ha llevado al capricho de querer organizar hacia ellos algo que no es del agrado de Dios. Cuídate de aquellos falsos profetas que se levantan en estos tiempos predicando un Dios que no es Dios.

Mi querido grupo Remanente, mis queridos doce hijitos. Ánimo, valentía, coraje porque los tiempos que se aproximan son difíciles pero tómense de las manos de Dios, abandónense en sus brazos de padre amoroso y él les guiará por sendas de bien. No caigan en el desánimo. Al contrario, cuando piensen que todo está perdido, vean la luz al final del camino y ahí encontrarán la respuesta.

Los amo con amor de madre y les doy mi bendición maternal. Los guardo en mi Inmaculado Corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *