Close

2019-04-14

2019/04/14

Domingo 14 de abril de 2019. Domingo de Ramos o de La Pasión del Señor.

Eran las 08 am y me dirigía al Santuario para preparar todo para la misa y justo antes de llegar El Señor me habló en mi interior y me dijo:


Ya no estoy con ellos, ahora estoy con ustedes mi pueblo fiel.

De repente se soltó un viento tan frío y tan fuerte que me calaba hasta los huesos. Me invadió una tristeza y una soledad. Corrí, abrí la iglesia y me solté a llorar.

Más tarde durante la misa, en la consagración El Señor Jesús me habló y me dijo:

Hoy te entrego mi iglesia, cuida de ella, pastorea mis ovejas.

Se me soltaron las lágrimas. Mientras consagraba mi alma estaba sobrecogida en una paz y en el amor de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *