Close

2019-02-20

2019/02/20

miércoles 20 de febrero de 2019

El Señor Jesús habló en mi interior y me dijo:

Querido hijo, qué tristeza siente mi corazón por la ignorancia de los hombres. Ignorancia que los lleva y los conduce al fuego eterno del infierno. Hijo mío, amado mío, apóstol mío, qué tristeza y qué dolor ver que han hecho de los hombres las riquezas y los placeres su dios y a mí me han hecho a un lado.

Es tiempo ya, antes de La Semana Santa, salid de la falsa Iglesia. No frecuentarla más. Sus oraciones y sus ritos, sus misas y sacramentos son inválidos. Apartarse de ella como quien se aparta de algo que detesta puesto que se ha corrompido. Los que estáis lejos comulgad espiritualmente. Los ángeles desde el tabernáculo de este santo lugar llevarán la comunión y la depositarán en el corazón de aquellos que con Fé comulguen mi cuerpo espiritualmente. Los que estáis cerca y los que tengan la dicha de venir pronto, comulgad sacramentalmente en este santo lugar que se ha convertido en altar de reparación y desagravio a mi Santísimo Corazón y al Inmaculado Corazón de mi madre.

Orad, orad mucho, no desfallezcan. Aunque vean que La Tierra hace sus estragos, puesto que así tiene que suceder, no temáis a nada puesto que yo su Dios los protejo y defiendo.

Sean fieles a mi palabra, sean fieles a mi, no os apartéis del camino como muchos otros lo han hecho ya.

Conservad el fuego santo del amor que os he depositado en vuestros corazones. Quiero vivir la semana de mi pasión con todos y cada uno de ustedes física o espiritualmente.

Quiero revivir con ustedes aquellos misterios por los cuales ustedes tienen salvación y vida eterna.

He derramado mi preciosísima sangre por todos y cada uno de ustedes en El Calvario y esa preciosísima sangre los sigue protegiendo y los cubre a través de mi Santo Escapulario.

Hijitos míos, oid mi voz. Yo soy El Buen Pastor y el que es de mi rebaño conoce y escucha mi voz. Cuando las ovejas se alejan las llamo y ellas regresan. Pero hay ovejas necias que piensan que estando afuera del redil se van a salvar. Estando afuera sólo están a la merced del lobo y el lobo puede hacer con ellas lo que le venga en gana.

Yo soy el camino y no hay otro para llegar a la eterna gloria, al precio prometido.

Carguen su cruz y a través del sacrificio y la oración ayudadme a salvar almas. Que mi madre sea su refugio, que mi madre sea el faro de esperanza que alumbre su vida y sus corazones para llegar a Dios. Os doy mi bendición. Recibid las gracias del cielo que tanto necesitarán en estos tiempos. No falta mucho para que muera el que les estorba a mis enemigos. Orad, orad mucho, no dejéis de orar.

El Sr. Obispo Adán ya constituyó La Congregación Sacerdotal dando cargos a cada uno de los sacerdotes. Él con el carácter y autoridad de su episcopado tiene el legítimo derecho de hacerlo.

  • Superior General de la Congregación y Párroco del Santuario y Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María.Pbro. Eduardo David Alonso González.
  • Canciller de la CongregaciónPbro. Noé Díaz Vieyra
  • Vicario Parroquial del Santuario y Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María.Pbro. Sebastián Severiano Trejo del Moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *