Close

2018-12-31

2018/12/31

lunes 31 de diciembre de 2018

Estábamos reunidos Mario, Marco y Yo porque tenemos que cumplir con las reuniones que pide Nuestra Señora.

Hoy en el transcurso de la mañana de la imagen de La Santísima Virgen, como cada mes, exudó el bálsamo.

Durante la oración principal de la reunión La Santísima Virgen, tan preciosa como siempre se me apareció y me dijo:

Querido hijo, aquí estoy como te lo había prometido. El Buen Dios está complacido porque han cumplido con todo lo que les hemos pedido. Celébrese diario El Santo Sacrificio. También el miércoles y el viernes a otra (hora) del día que no interrumpa la Hora Santa de desagravio.

Ella me sonrió y siguió diciendo:

Aunque son poquitos pero cumplieron con la reunión. Recuérdenlo siempre… manténganse en obediencia y gracia, no desfallezcan, aquí se les ha dado para que comulguen diariamente, se confiesen y vivan una vida de gracia y de santidad. Cuídense de Satanás porque está entre los feligreses y el grupo metiendo su aguijón envenenado. Derrótenle a través de la oración y la comunión reparadora. Ustedes no quieren acercarse a diario ¿acaso les cuesta rezar a diario El Santo Rosario? ¿Acaso les cuesta venir o ir a algunas iglesias a recibir La Sagrada Comunión?

Lo que a ustedes se les hace complicado a otros se les hace muy fácil pero no se les exige a nadie más que a ustedes 10. Veo que hoy estás alegre y no quiero romper esa alegría para con tu familia y los tuyos. Celebra hoy El Santo Sacrificio con esa alegría y dignidad. Vendré de nuevo el 07 de enero a decirte lo que te tenía que decir.

Recibe mi bendición maternal y diles a todos que los amo.

¡Gracias Señor por otro año más. Bendice a todos tus hijos y ten piedad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *