Close

2018-07-15

2018/07/15

domingo 15 de julio de 2018

He tenido una visión. He visto al Señor Jesús vestido como sacerdote con las llagas de su pasión en las manos. Él mismo dijo: Yo soy el sumo y eterno sacerdote. La víctima que se ofrece al Eterno Padre por ustedes. De sus manos salían unos rayos. De su mano derecha salía un rayo que decía: MISERICORDIA y pegaba hacia nosotros el remanente fiel, la verdadera iglesia católica. De su mano izquierda salía otro rayo que decía: JUSTICIA, iba airada contra el mundo pecador. Es el tiempo de la justicia, es el tiempo de la justicia se escuchaba a lo lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *