Close

2018-04-14

2018/04/14

sábado 14 de abril de 2018 El Señor como todas las noches me llamó a orar. Vino el ángel del Señor y me pidió exponer el Santísimo. Así lo hice. San Gabriel tomó el copón dorado entre sus manos, sacó una hostia consagrada y me pidió me arrodillara. Me dio la Santa comunión. Fue un éxtasis de amor entre mi Señor y yo que no tengo palabras para describirlo. Así como el Santo Arcángel guardara el copón en el Sagrario mi Señor se me apareció dentro de la hostia consagrada… afeado, coronado de espinas y golpeado. Qué dolor tan terrible verlo así.

Salí de tan precioso éxtasis y aun se veía el adorado rostro de mi Señor. Tomé el teléfono y tomé una preciosa foto. El Santo arcángel me dijo: Compadécete de tu Señor, ve cuánto te ama. Me pidió quitara el Santísimo de la custodia y así lo hice. Lo guardé en el sagrario, hizo una doble genuflexión junto conmigo y se colocó en la puerta de la casa donde sigue custodiando y desapareció de mi vista.

Después de esto El Señor habló en mi interior y me dijo:

Hoy te quiero descubrir mi Sagrado Corazón. Hoy te quiero estrechar en mi regazo de Padre y hacerte sentir mi amor, amor que vibra ante la llegada de su hijo, amor de hermano que te muestra el camino del bien. Ese amor de amigo que te quiere rescatar de tus vicios y tus pecados. Hoy te quiero adentrar en lo profundo de mi Sagrado Corazón y embriagarte de amor ante todo amor que he prodigado a las criaturas. Pero tan sólo he recibido desprecios, ingratitudes. Muchos que me habían prometido amor eterno se han desviado de mi camino. Muchos que comulgaban mi cuerpo y mi sangre han preferido alimentarse de las algarrobas del pecado; probar la hiel amarga que les sumerge en la degradación, en la intranquilidad y el desosiego de su espíritu. Repara porque no soy amado, repara porque no se me rinde gloria y la honra como Dios que me merezco. Repara porque al rey del más alto linaje muchas veces es ha bajado del trono para ser profanado. Repara porque suscrito en el corazón de algunos de mis hijos el deseo de aventurarse, de dejarlo todo por mi. Pero el apego a su persona, a la familia, a las esclavitudes del mundo les impide arriesgarse. Y lo peor, muchos dan los primeros pasos, abandonan en mi y lo dejan todo pero los recuerdos , las añoranzas, las tentaciones los ahogan y los hacen sucumbir a mi llamada y retroceden el camino que ya hemos andado. Repara por los hombres predestinados para servirme y que hoy se desvían de mi camino porque no fueron fieles a mi llamado. Hoy como consuelo a tu corazón y para dar mayor gloria a mi nombre he conformado ya el grupo de los 12 y a los que ya se quedarán para contigo. Sólo agrega a Guillermo Barrios. El hijo predilecto de mi corazón podrá ayudarles en esta misión que les he encomendado para que ustedes sean esos vitrales en los cuales alumbre la humanidad y entren esos rayos potentes de luz que a los ojos del mundo brillarán para la salvación de las almas. Reconoce que sin mi no eres nada, pero también preconoce que yo, Tu Dios contigo puedo llevar a cabo mi poder y mi obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *