Close

2018-01-04

2018/01/04

jueves 04 de enero de 2018

Pedí permiso a mi Párroco Rubén de Pachuquilla de organizar la procesión del 1er viernes de mes y el diera la misa en la parroquia. Como está de viaje la secretaria habló con él y él me otorgó el premiso de realizar la procesión y que un sacerdote viniera a la parroquia a celebrar la Santa Misa. El padre Osvaldo con permiso del padre Rubén va a realizar la Hora Santa y la Santa Misa en el templo parroquial. Agradecí a Dios por ello y Nuestra Señora habló en mi interior y me dijo: Hijo mío, para la procesión de mañana te pido lleves la imagen original del Sagrado Corazón de mi Hijo y la mía. Con la cooperación de los que faltan arregla las andas tan preciosas y organiza la procesión tan solemne que todos se enamoren mas de Dios. Desde un principio ese es el deseo de la Divina Majestad: que se exponga delante de esta bendita imagen la presencia eucarística de mi hijo. No temas en ir a ver al Obispo, mi Dios va contigo. Después de ir a verlo prepara todo para la tarde. Que sea una ocasión especial. Dile a Noe que no se vaya, que te ayude a realizar todo y pide a todos mañana en la Sagrada misa ofrezcan su comunión por la conversión de Pachuquilla para que se evite el castigo de la guerra y se pueda construir lo más antes posible ese templo que hemos pedido. Gracias por haber respondido a nuestro llamado. Gracias por que en lo que cabe cumples las peticiones del cielo. Sabemos que en tus posibilidades mi pequeño haces todo por nosotros. Ten por seguro mi niño que será bien recompensado todo tu esfuerzo y no sólo el tuyo sino de todos los que colaboran para que la obra de Dios se lleve a cabo. Los guardo en mi Inmaculado Corazón. No tengan miedo de nada ni de nadie. Mi hijo está con ustedes y es obra de la Divina Majestad que todo se lleve según su beneplácito. Reciban mi bendición.

Me dijo que sí, que me entendiera con el padre Rubén para que me orientara. Que junto con el padre Juan y el padre Rubén llevaríamos este proceso.

Hay cosas que no puedo escribir porque fue entre el Obispo y yo y él me pidió confidencialidad. Me invitó junto con los demás a desayunar. Su actitud fue muy diferente a la de la vez pasada, hoy se portó amable. Nos tomamos unas fotos con él.

Preparamos todo para la procesión de la tarde, fue una procesión muy bella con cuetes, incienso…

Llegamos a la iglesia de Pachuquilla. Eran como 80 personas. Dio misa el padre Bartolomé de San Francisco y nos hizo la Hora Santa. Estoy feliz porque se cumplió el deseo de Nuestro Señor Jesús. Todo lo dispuso según su santa voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *