Close

2017-12-21

2017/12/21

jueves 21 de diciembre de 2017

Este día por solicitud de Nuestro Señor Jesucristo en el mensaje del 14 de diciembre acudimos a visitar al Arzobispo Domingo Días Martinez de la Arquidiósesis de Tulancingo:

Detrás de todo esto no hay buenas intenciones, quieren extinguir mi palabra. Al silenciarte a tí me silencian a mi. Eres mi enviado, el que he elegido para llevar mi mensaje. Así como lo pedí en el pasado a Moisés: – ve y habla con faraón – así te lo vuelvo a pedir ahora. Ve y habla con el Obispo y expresa mi voluntad. Y así como Moisés, ahora contigo mi fuerza y mi poder te acompañarán. Y yo su Dios daré testimonio de tí, mi elegido…

A continuación expongo el texto de la plática sostenida con él.

Llegamos a la casa Arzobispal alrededor de las 08:00 am, tocamos a la puerta y una persona salió a preguntar qué se nos ofrecía, cerró la puerta y se fue a dar razón de quién llamaba a la puerta. Unos minutos más tarde nos hicieron pasar a una pequeña salita que está en la entrada del lado derecho. Íbamos Margarita, Noe, Mario y yo. Unos minutos después vino el Arzobispo tapándose la boca porque nos dijo que apenas ayer se había enfermado de gripa. Nos saludamos y el se mantuvo de pie. Nos preguntó que de dónde veníamos y qué queríamos.

– De dónde vienen ustedes.

– De Pachuca, contestó Mario

– No les doy la mano porque tengo gripa. Siéntense, siéntense, nos dijo.

Nos sentamos y Mario le explicó:

– Mire su eminencia, venimos porque… nos interrumpió y nos volvió a invitar a sentarnos. Entonces Mario dijo:

– Nos vamos a presentar Ella es Margarita, Noé, Mario y Eduardo. Eduardo es el vidente de las apariciones de Nuestro Señor y Nuestra Señora. Y bueno, nosotros somos un grupo de laicos que hemos visto los signos, creemos en lo que está sucediendo y Nuestro Señor lo envía con usted, entonces viene a… nos vuelve a interrumpir y dice:

– Ya le encargué el caso al Padre Juan Bautista.

Mario le dice:

– De hecho, hemos platicado con el. Nos hadado un escrito…

Nos vuelve a interrumpir y dice:

– Sí, son los criterios. No solamente los criterios nuestros sino los de la Iglesia Universal. Se queda callado y Mario vuelve a decirle:

– Y precisamente nos dijo que todo esto era en función, para que, pues se manifestara la voluntad de Nuestro Señor y la voluntad de Nuestro Señor es que Eduardo platicara con usted.

Entonces Mario dirigiéndose a mi, me pide que hable y le digo:

– Nuestro Señor me manda a decirle varias veces: “Ve con el Obispo a pedir un templo de adoración perpetua para reparar Mi Corazón”

El Obispo interrumpe y dice:

– Tenemos templo.

Entonces yo le digo:

– Pero El Señor me insiste.

El Obispo dice:

– Pues dile, cuando te llame, que dice que ya tienen uno, si, tenemos otro allá en Pachuca, La Sagrada Familia, cuando te llame dile que ya tenemos uno y que ya tenemos otro, a ver qué te dice. Y dile también que ya tenemos la exposición del Santísimo varios días, en varias parroquias y dile que ya tenemos adoración nocturna cada mes en nuestras parroquias.

Entonces le digo:

– Nuestro Señor, ante todo, bien dice la Santísima Virgen: El buen Dios piensa castigarlos con una guerra peor que las anteriores por la maldad y enumera todos los pecados: el aborto, la eutanacia, la ideología de género. La Virgen da esa forma, con ese fin es con el que quiere…

El Obispo dice:

– Pero dile también a Dios que ya estamos en una guerra. Todo eso que el gobierno hace de legalizar el matrimonio entre hombres, es una guerra y con todos los anticonceptivos que reparte, eso es una guerra. Todas las muertes aquí en México. Se han muerto mas que en la persecución, estamos ne la guerra y estamos luchando por salir de esta guerra. Dile a Nuestro Señor Jesucristo que tenemos nuestro plan de pastoral, que estamos trabajando en la evangelización porque si hay mucha gente que no sabe qué hacer, que roba y mata es porque nunca recibieron catecismo, mucha resistencia al catesismo… y tenemos mucha gente… por ejemplo en Pachuca hay muy pocas obras de caridad y misericordia.

Pero es por eso, porque no se ha sembrado nada, si tienes un terreno y no siembras nada ¿Qué vas a hacer?. Pero si sembramos la palabra de Dios, la catequesis que es lo que se necesita ahorita. Platicale a Nuestro Señor, ¿qué se necesita más?… ¡sembrar el evangelio para poder cosechar! Pero si sembramos la palabra de Dios, la catequesis es lo que se necesita ahorita, pregúntale qué necesitamos mas.

Sigan en contacto con el Padre Juan, el me tiene al tanto del proceso que van llevando. Si, esos son procesos largos, por ejemplo Medjugorge lleva mucho tiempo. Entonces Mario interviene y le dice:

– Mire Padre, nosotros no pretendemos de ninguna manera ni forzar ni presionar por una aprobación que conocemos a la perfección que si es un proceso muy largo. Que tienen que certificarse muchísimas cosas.

Entonces el Obispo interrumpe y dice:

– Estoy de acuerdo puede ser un proceso largo o un proceso corto.

Mario retoma la palabra y dice:

– Lo único que nosotros queremos es seguir las indicaciones de Nuestro Señor. Por alguna razón está pidiendo este templo, que lo dice con toda claridad, es para evitar ese castigo de una guerra corta y de poca duración. Esto ha ocurrido en anteriores ocasiones en la historia de la humanidad…

El Obispo interrumpe nuevamente y dice:

– Hay que dialogar con Dios, es lo principal, dialogar. Dios se presta para dialogar. Yo le hablo en la oración diario. Dios se presta contigo para dialogar, se presta para dialogar. Pregúntale ¿Qué no es mejor para mejorar las vidas, sembrar el evangelio? En otras palabras, mejorar la vida de los hombres para que no mientan tanto, para que no maten tanto, para que no roben tanto. La gente no sabe los mandamientos, no robarás, no mentirás. La mentira está muy arraigada en nuestro México, en nuestro Hidalgo, hablen con Dios porque el se presta para dialogar siempre y cuando se le hagan las preguntas.. Dios se presta para dialogar, entonces hay que dialogar con El.

Mario le dice:

– Está bien padre.

Continua el Obispo:

– Dile que el Obispo, que el piensa que lo que conviene es la evangelización, la catequesis, ve en estos tiempos padres bautizan, confirma sin catequesis. Es como si yo les diera una computadora y no les dijera como se maneja. Reciben todos los dones, yo les pongo en las manos los dones, la sabiduría, inteligencia, fortaleza ¿Qué hacen ellos? porque no hay catequesis y menos platicar con Dios. Dios se presta al diálogo. Dile que pienso que lo que se necesita en la vida es la evangelización, es la catequesis. Poca gente sabe leer la Biblia, muy poca gente lee la Biblia siguiera una vez a la semana. Yo hablo con Dios y también le platico cada minuto. Dios se presta para dialogar. Dile, die que el Obispo piensa que la guerra está y que la guerra la vamos a combatir con evangelización, con catequesis. Que la gente sepa leer la Biblia, que la gente practique las obras de caridad y misericordia. No hay misericordia aquí en Pachuquilla, en Pachuca, en Tulancingo, no hay caridad y misericordia. Practiquen la misericordia, eh, ándele pues.

Yo les pido que estén en contacto con el Padre Juan.

Entonces Mario interviene y dice:

– Pero le suplicamos que no nos cierre la posibilidad de traerle a usted una respuesta del Señor. El Obispo dijo:

– Si les da una respuesta, me dicen, márquenme, llámenme para esperarlos y yo atenderlos como ustedes se merecen

Entonces Mario le pregunta:

– ¿A qué teléfono le podemos marcar?

El Obispo contestó:

– El padre Rubén lo tiene, mi teléfono, para esperar y recibirlos como ustedes se merecen, porque ahorita hasta yo estoy de pie me agarró la gripa y tengo que descansar y luego estoy saturado de compromisos.

Entonces yo le pregunto:

– Padre, Nuestro Señor nos pide el desagravio el primer viernes de ems como nos dijo en la revelación; las promesas de Margarita siguen vigentes, entonces el desagravio, nosotros hacemos una procesión, de la casa a la parroquia, el padre da la misa en la parroquia, ¿podemos seguir haciéndolo?

El Obispo contestó:

– Atiéndanse con el párroco porque todas las parroquias están consagradas al Sagrado Corazón de Jesús, cuando celebramos los 150 años de la diósesis, entonces todas las parroquias están consagradas al Sagrado Corazón de Jesús y todos los viernes primero la gente acude a confesarse y a consagrarse, están dedicadas al Sagrado Corazón, las parroquias de todas las diósesis. Además el 25 de cada mes se hace oración por todos los niños, que han matado muchos y hacemos oración para que no los sigan matando. En el Distrito Federal llevan más de 300,000. Allá es donde debe de hablar Dios ¿verdad?. Porque aquí en Tulancingo somos hasta inocentes comparado con el Distrito Federal, la verdad, la verdad.

Mario interviene

– A lo mejor padre es por la buena conducta de esta diósesis que Dios recurre a ella, pues el sabrá darle la respuesta,

El Obispo contestó:

– PIdanle a Dios que hable allá, Dios se presta para dialogar. Ándele pues, les agradezco su visita. La próxima vez me hacen una llamadita, para atenderlos como ustedes se merecen.

Le pedí su bendición y le dije:

– Gracias por atendernos.

Salimos de allí y le sacamos copias a 3 documentos:

1) La carta que nos dio el padre Bautista.

2) La respuesta que como grupo de SCJM se le dio.

3) Un documento que se titula: Peticiones del cielo no escuchadas y sus consecuencias.

Y se las regresamos a llevar a la casa de la Arquidiócesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *