Close

2017-11-29

2017/11/29

miércoles 29 de noviembre de 2017

Estaba preparando algodones con aceite y la Santísima Virgen habló en mi interior y me dijo: “En una flor dejé un regalo para los que contribuyeron a realizar el viacrucis” Le dije a mi esposa la buscara y encontró una rosa blanca preciosa con imágenes de Cristo en diferentes pétalos. Por la tarde la repartí a las personas que me había dicho La Virgen y mientras iba quitando pétalos habiá mas imágenes dentro en el capullo de la rosa; algo increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *