Close

2017-11-22

2017/11/22

miércoles 22 de noviembre de 2017, 02:30 pm

Fuimos al cerro a poner las columnas de las estaciones que faltan y el Señor Jesús me habló en mi interior y me dijo: ¿Por qué no me quieres Pachuquilla? Me amas en tus labios, tu corazón lo has hecho de pedernal. Juzgas muy rápido sin saber el verdadero motivo de las cosas. Necesito almas generosas que trabajen por sus hermanos, no que los critiquen y juzguen sin hacer nada. En verdad te digo que te voy a juzgar con más severidad que a todas las naciones porque no me reconoces que te he visitado. Qué tristeza le causas a mi corazón. Mi amado hijo, repara por las ofensas e ingratitudes de este pueblo. Repara los pecados de su gente sorda y ciega que no acepta mi visita, ni la de mi Santa Madre.

Perdón, Señor, qué tristeza siente mi alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *