Close

2017-11-10

2017/11/10

viernes 10 de noviembre de 2017

Era temprano y me dispuse a orar. En ese instante La Santísima Virgen me habló en mi interior y me dijo: ” Hijo mío. Compra una estatua del Sagrado Corazón del mismo tamaño que la mía y manda a hacer dos andas. El día de Cristo Rey llevarás en procesión la imagen de mi hijo y la mía hasta la punta del cerro. Dile a todos los que te apoyan para que se cumpla la voluntad de Dios que los amo y El Señor recompensará todo su esfuerzo. “

Ese mismo día Sarita y Adrianita me llevaron a comprar la imagen pedida por la Santísima Virgen. Durante el Rosario de la tarde, la imagen que se compró del Sagrado Corazón comenzó a brotar aceite perfumado de las llagas de sus manos y de su corazón. Fueron testigos varias personas. ¡Gracias Señor por estos signos de tu amor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *