Close

2017-11-07

2017/11/07

martes 07 de noviembre de 2017

La Santísima Virgen me habló en mi interior y me dijo: ” Dales el mensaje en dos partes, una al principio de la reunión y la segunda cuando lleguen todos. “

” Mis amados hijos, sigan buscando el terreno para el templo, sigan llevando las imágenes a los hogares. Donde quiera que yo me detenga mediante esas imágenes llevo conmigo las gracias del Señor. Han cumplido la reparación y el desagravio por amor a mi hijo a través de su obediencia. Sigan en obediencia. Dios se complace en ustedes. No hay fecha exacta para colocar la Cruz. Busquen los medios para hacerlo. Mañana suban a inspeccionar el cerro y preparen todo para el encuentro con mi hijo. “

” Respecto al mensaje de ayer. No es que estén haciendo las cosas mal mis hijitos, al contrario, se han esforzado en la medida de cada uno a llevar los mensajes que Dios ha dado a través de mi. Conserven la paz, sean reflejo e imagen de mi hijo. No tengan miedo. ¿Qué pasaría si las naciones entraran en conflicto y las tinieblas cubrieran a la humanidad? Ay de mis hijos que están en la ignorancia. Hijos queridos es hora de perder el miedo y salir a luchar por el Reino de Dios. No permitan que Satanás a través de las situaciones de la vida se infiltre en el grupo. Que la obra de mi hijo esté por encima de todo y de todos. Aprendan a cargar su cruz. Todo esto se los digo porque los amo. Colaboren, den y sacrifiquen con y por amor. Así estarán unidos a mi por siempre. Oración, penitencia, sacrificio”

Eran las 05:40 pm y la imagen Original del Sagrado Corazón lloró. Sí lloró bastante, sus lágrimas tenían un olor exquisito. El mismo de siempre.

Perdónanos Señor, perdona nuestras maldades, nuestros pecados. ¡Perdón Señor, perdón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *