Close

2015-10-24

2017/10/24

martes 24 de octubre de 2017

A lo largo de esta bitácora he escrito lo más importante, por decirlo de alguna manera. A veces por falta de tiempo no he escrito algunas cosas que hoy voy a escribir y que también son importantes y (quiero que) sean conocidas.

En la noche del sábado 02 de septiembre tuve una visión. Había un icono precioso de Nuestra Señora tal y como yo la veo. De el emanaba aceite transparente con un olor exquisito. Nuestra Madre habló en mi interior y me dijo:

” De esta imagen mía emanará cada mes el aceite para el pueblo de Dios. Este prodigio se hará aquí en tu hogar no el templo porque desviaría la atención de lo que en realidad importa que es la reparación y desagravio a mi amado Hijo en el Santísimo Sacramento. Te daré indicaciones mas adelante, nada temas mi pequeño.”

Mi ángel de la guarda me pidió mantener en secreto esta visión hasta que encontrara a la persona que me iba a hacer el icono. El demonio de una uotra manera quiere desviarnos del camino. En tres ocasiones me ha querido perturbar.

La primera

Eran las 04:00 am del 09 de agosto. Estaba dormitando. De repente, abrí mis ojos y ahí estaba como retorcido trepado en la ventana. Corrí donde está el altar, tomé el Rosario y comencé a rezarlo. Caminé a mi recámara, le mostré el Rosario y huyó espantado.

La segunda

El lunes 21 de agosto repartí 90 algodones al término de un novenario de difunto que estaba rezando. Cuando les explicaba de dónde provenía y para qué servía, el demonio estaba parado en la puerta y me gritó: ” ¡No se los des! ” . No le hice caso y seguí explicándolo. Se enojo tanto (no hacía nada de viento) que la lona la levantó y la dejó caer pesadamente. Toda la gente se espantó.

La tercera

El día que fuimos a Tlaxcala llegando a la procesión se me subió al pantalón una vívora roja. Sentía como se movía en mi pantalón (yo iba cargando la imagen de la Virgen). Me sacudía y sacudía el pantalón y no salía. En el tercer intento le aplasté la cabeza y no sentí movimiento. Me sacudí el pantalón para tirarla y no había nada. De repente la volvía sentir. Me percaté que era el enemigo. Me persigné y que le digo: ” Lárgate maldito. Y sé que eres tú. ” De repente dejé de sentir eso.

“Procura estar en gracia de Dios. La confesión, la eucaristía y el Santo Rosario son nuestras armas contra Satanás. Usen diario el aceite, es una protección contra Satanás y sus demonios. “

Guardo una rosa donde pisó Nuestro Señor la primer vez que se me apareció. Dios me ha revelado los misterios que se esconden a la humanidad y que a nadie puedo revelar:

  • El misterio de la Santísima Trinidad.
  • Las dos naturalezas de Jesús.
  • El misterio de los ángeles.
  • El misterio de la encarnación.

No dejan de fallar flores, veladoras. La devoción de las personas crece, se acercan a los sacramentos, se convierten. Salen las imágenes peregrinas a las casas con el fin de rezar a diario el Rosario. Hemos visitado dos Parroquias (una de la Diósesis y una de Tlaxcala) con una respuesta positiva de las personas. La procesión que pidió Nuestra Madre los viernes hay un poco más de personas. Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para conseguir el terreno para construir el templo. Urge la reparación y desagravio en el Santísimo Sacramento. El cielo ve algo que nosotros no vemos. Cambiemos nuestras vidas, volvamos a Dios ahora que estamos a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *