Close

2017-09-28

2017/09/28

miércoles 28 de septiembre de 2017

Estaba trabajando. Eran las 9:45 am y Nuestra Madre me habló en mi interior y me dijo: “Hijo mío. Haz de formar el grupo que pidió mi hijo Jesús el cuál has de llamar Grupo de los Sagrados Corazones de Jesús y María. Se han de guiar por la humildad y el amor. Su principal preocupación han de ser los pobres y necesitados. No recolecten dinero hasta que se construya el templo y éste se recaude en la alcancía. Ocupen otros medios para ayudar a los pobres en lo que se construye el templo. No pierdan nuestra guía a través de tí. Y no hagan nada sin el consentimiento de Dios y de la Iglesia. La cita con el Obispo. Será todo en su momento, no desesperes. Sigue haciendo la obra de mi hijo. Has lo que te pido. Satanás está introduciéndose en la obra. No lo dejen actuar. Que su arma sea el rosario y la Eucaristía. Prepara tu corazón para el rosario de este día. Ahí te daré las luces de cómo has de llevar acabo la reunión. Han de apegarse a realizarla de la manera que te voy a decir. Te guardo en mi Inmaculado Corazón. No olvides preparar tu corazón.”

En la tarde como a las 08:00 pm vinieron el profe Javier, su hija y un muchacho. La Virgen me habló mientras se rezaba el rosario y me dijo: “Este grupo tendrá los mejores miembros del pueblo de Dios. Serán un instrumento poderoso para todo lo bueno y santo. El grupo lo conformará un director espiritual. Éste ha de ser el Padre Oswaldo; hombre de Dios y lleno de fé. Un presidente. Éste has de ser tú. Presidirás las reuniones, llevarás bajo nuestra guía el grupo, instruirás a los demás en sus cargos y procurarás las cumplan. Cuida de cada uno de los que te han sido encomendados. Un vicepresidente. Éste ha de ser Noe; valiente defensor de lo justo y bueno. Un secretario. Éste ha de ser Mario; hombre lleno del amor de Dios y predilecto de mi Inmaculado Corazón. Una tesorera. Ésta ha de ser Margarita; fuerte, decidida, mujer prudente y llena de fé. Juan Carlos, Javier, Paulita, Verónica, Luis, Maricela y todos los que deseen ser admitidos, deberán cumplir el requisito indispensable de un corazón humilde y lleno de amor para con sus hermanos. Ocupen los medios que estén a su alcance para cumplir con el cometido y no desviarse de él. Su primer reunión será este sábado a las 4pm. Se reunirán todos y cada uno de los miembros que he mencionado sin excepción de ninguno. La reunión comenzará y terminará con la Señal de la Cruz. Hagan una reunión fructífera llena del Espíritu Santo. Traten en ella todo lo que convenga para la obra. Está prohibido sacar información que de aquí se trate hacia las demás personas. Lleva a todos a Dios, reparen y desagravien el corazón de mi Hijo. Yo a través de tí iré dando luces antes de cada reunión para que sepan de qué van a hablar y tratar. Estas reuniones las tendrán 2 veces al mes. Reciban mi bendición y adelante. No teman, hagan lo que les pido. Los guardo en mi Inmaculado Corazón.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *