Close

2017-09-26

2017/09/26

martes 26 de septiembre de 2017

Eran las 08 de la noche y me percaté que los pétalos (como es natural) ya se estaban secando. Sobre todo el que tiene la imagen de la Virgen de San Juan. Los saqué del cuadro y los comencé a enmicar. EL pétalo de la Virgen de San Juan se restauró y estaba fresco (es la 3ra vez que se restaura). Mi esposa se sorprende mucho cada que ve la restauración. Es algo sorprendente. Los enmiqué y puse en el cuadro. Mi ángel de la guarda me dijo: “Es la última vez que se restaura el pétalo de la flor. Ora conmigo. Purísima Señora. Dulce reina de los ángeles. Nosotros tus hijos venimos a tus plantas a ofrecerte las rosas más bellas que de nuestros labios salen al decirte: Ave María. Recíbelas y ofrécelas al buen Dios. Y dile que lo amamos con el corazón. Queremos reparar y desagraviar las ofensas del mundo pecador. Acepta nuestra vida como ofrenda de amor y así como las rosas ofrecérselas al Señor. Amén. “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *