Close

2017-09-25

2017/09/25

lunes 25 de septiembre de 2017

Hoy entré a trabajar de nuevo ya que de mi anterior empleo me despidieron por lo de la imagen. Al llegar de trabajar, me senté frente a las imágenes y le pedí a Nuestra Señora más aceite porque ya no había nada. De repente, del rosario de la Virgen salió de chorro aceite y llenó media copa. Al instante le hablé a mi esposa para que viera. Siguió goteando aceite otro rato y había más de media copa. Agradecí a Nuestra Madre por el aceite que nos regaló.

Más noche mi esposa y yo, mientras rezábamos el rosario, preparamos los algodones para regalar a las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *