Close

2017-08-14

2017/08/14

Lunes 14 de agosto de 2017

Hablé con el monje Agustín del Santuario del Señor del Veneno, hablamos sobre lo que está pasando y me pidió que le dijera a mi párroco del acta que ellos necesitan para confirmar el hecho. Después de hablar con él, se me ocurrió hablarle a mí párroco y me dijo que no me iba a dar nada (se oía molesto). Que le hagamos un estudio al aceite y otro de las lágrimas, si él no recibe esos estudios ya no iba a continuar con el caso. Si queremos entregar copias, nosotros la saquemos, porque la parroquia no se tiene que hacer responsable de los gastos que genera este caso, porqué es particular. (lo oí muy cortante) Me dolieron sus palabras, sé que no cuento con el apoyo de mi iglesia, porque al principio el mismo párroco había dicho: Qué Vero te saque las copias que se necesiten. Hay que abrir un expediente con esas copias, porque se van a estar utilizando. A veces sí, a veces no tengo apoyo de su parte. Yo no me opongo, ni desde que empezó esto a qué se le hagan estudios a las imágenes, al contrario estoy en plena apertura con la iglesia y dócil a la jerarquía. He pedido a Nuestra Señora, qué le muestre en su corazón al padre Rubén que esto es obra de Dios. Después hablé con la hermana Miriam y el hermano Edgar y ambos me van a apoyar con los estudios para entregárselos al párroco y él a la mitra y seguir adelante con la obra de Dios. Asistí a la basílica de Santa María de Guadalupe en Pachuca y platiqué en confesión con el presbítero Luis Ángel de todo esto y le pedí dirección espiritual, me escuchó con atención y me va a recibir el próximo viernes a las 5 pm. Pongo todo en tus manos, Señor. Ya eran como las 6 pm y llegaron Fátima y su mamá a dejar la imagen del niño Dios, lo colocaron junto al altar y me fui con ellas, porque estoy rezando un rosario de un difunto. Cuando llegué me dispuse a rezar y las imágenes de Nuestra Señora, el cuadro y el niño Dios que habían traído ellas estaban exudando aceite, pero el olor era diferente al de las ocasiones anteriores, es suave y huele muy rico. Eran las 10:30 pm. Enseguida hablé por teléfono comunicarles lo que estaba pasando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *