Close

2017-07-14

2017/07/14

Viernes 14 de julio de 2107

Nos citaron en la catedral, con el presbítero Arturo Jiménez, vicario general, a las 11:30 am (el presbítero no se encontraba) y nos atendió el presbítero licenciado Juan Aguilar Vázquez, quien nos dijo, que tuviéramos paciencia, que estas cosas, llevan su tiempo y es paso a paso.  No dejemos de orar y rezar el Santo Rosario, el señor manifestara Cuál es su deseo.  Que tengamos cuidado y orientar a las personas, que el algodón con las lágrimas que regalamos, no es el que hace el milagro, sólo es el medio, es por la fe, nos puso el ejemplo de la mujer que tocó el manto de Jesús, no fue el manto sino la fe de la mujer.

Que si podemos regalar los algodones que se mojan con las lágrimas.  Le comenté de que si se podía hacer una hora santa y misa y dijo que él y el padre Vicario platicarían y así se puede hacer y hablarían con mi párroco.  Que las revelaciones que tenga las siga anotando y lleve mi bitácora como hasta ahora y la transcriba a máquina o computadora.  Qué podemos empezar a realizar los trámites para construir un templo.  Le pregunté sobre el resultado del estudio de laboratorio y me mostró y leyó el papel: ” que es una sustancia de lagrimal y fragmentos de keratina, que no es un resultado exacto, ya que fue muy escasa la muestra, es lo que puede ser”.  Tenemos que hacer otro estudio, para corroborar el primero.  Me acompañaron mi esposa Verónica Yáñez Ortiz y la señora María Anita Cerón Reyes.  Nota.- se llevó a la catedral la presente bitácora, la imagen del Sagrado Corazón y el pétalo de la rosa con la imagen. 

No derramó ninguna lágrima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *